viernes, 7 de septiembre de 2007

PLEGARIA DE UNA MONJA


Arrodillada ante un altar
una monja rezaba
y entre lagrimas oraba
una plegaria a Jesús
tristes sus ojos sin luz
denotaban sufrimiento
por el amargo tormento
que le causaba el sufrir.
sollozando dejó oír
su voz en este lamento:

Oh santísimo Señor!!
que estas clavado en la cruz
ilumina con tu luz
la senda de mi virtud
dime Señor por favor
¿que es lo que debo hacer,
me sacrifico al deber
que tu religión proclama?
¿o sucumbo ante la llama
de mi impulso de mujer?

Mientras un calor perceptible
por mi cuerpo se derrama,
cuando retozo en la cama
pienso Señor en tu nombre
te confieso y no te asombres
que desearía encontrar
para olvidar este pesar
la compañía de un hombre

Aquí me trajo mi madre
para consagrarme a Dios
mas yo te pregunto a vos
aunque esto mal te cuadre
¿cuántas veces a mi madre
mi padre se la cogió?
¿acaso Yo no soy fruto
de ese amor entre cobija?
¿por qué me niegan la pija
que mi madre se trago?


Quiero ser mina mundana
Y a ser monja me resisto

quiero verga Jesucristo
de la noche a la mañana
quiero olvidar la macana
de rezar al acostarme
de rezar al levantarme
Y la puta que lo parió
si lo único que quiero

es poronga hasta cansarme

Renuncio a tu religión
por que no sirvo y no puedo
pasarme la vida al pedo
sin ninguna diversión
quiero unirme a la legión
que tienen la concha rota
bailar el tango en pelotas
juntito a mi gígolo
quiero bailar”le tangó”
como bailan las francesas
quiero olvidar las tristezas
que en el convento pasé
y en pedo hacerme coger
hasta que dar satisfecha

el gran J.C.

1 comentario:

joAco dijo...

buena paya... si yo estuviese tan caliente como al monja eaa dudo que pudiese encontrar dos palabras que rimen con madre.

abrazo narigón